Tiroiditis

Share on Google+0Tweet about this on Twitter1Share on Facebook40

Esquema de la glándula tiroidesLa tiroiditis es la inflamación de la glándula tiroides. La glándula tiroides está situada en la parte frontal del cuello debajo de la prominencia laríngea, y produce hormonas que controlan el metabolismo.

Hay tres principales tipos de tiroiditis: tiroiditis crónica (de origen autoinmune), la tiroiditis subaguda (infección viral), y la tiroiditis aguda supurada (infección bacteriana).

Tiroiditis crónica

El tipo más común de tiroiditis crónica es la enfermedad de Hashimoto, una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmune ataca los propios tejidos del cuerpo, en este caso los tejidos de la glándula tiroides están siendo atacados por los anticuerpos antitiroideos producidos por el sistema inmunológico. Como resultado, la glándula tiroides se vuelve incapaz de producir suficientes hormonas.

Otras formas de la enfermedad tiroidea autoinmune incluyen la enfermedad de Graves, la tiroiditis linfocitaria silente, la tiroiditis esporádica o transitoria, y la tiroiditis posparto, una forma de disfunción transitoria tiroidea autoinmune que se desarrolla en mujeres después del parto.

Tiroiditis subaguda

La tiroiditis subaguda, un tipo menos común de tiroiditis, más a menudo después de infecciones virales como las paperas, influenza, virus Coxsackie, la mononucleosis infecciosa, miocarditis, o adenovirus. La tiroiditis granulomatosa subaguda se caracteriza por agrandamiento de la tiroides dolorosa durante semanas o meses, la fiebre, y un corto período de hipertiroidismo, seguido por un corto período de hipotiroidismo, que generalmente se resuelve por completo, volviendo a la función tiroidea normal. La tiroiditis granulomatosa tiende a ocurrir en brotes localizados (epidemias), debido a su asociación con infecciones virales.

Tiroiditis aguda

La tiroiditis aguda puede ser causada por una infección bacteriana, por lo general de los Staphylococcus aureus, Streptococcus hemolítico, o neumococo. La tiroiditis también puede ser causada por la exposición a la radiación, o puede ser resultado de una condición llamada tiroiditis de Riedel, que no tiene causa conocida.

Buscar

Compártelo!

Share on Google+0Tweet about this on Twitter1Share on Facebook40